Sunday, September 25, 2022

¿Y que es sexo?

  

No el divertido, sino el que tradicionalmente divide a los humanos en femeninos y masculinos, en mujeres y hombres, división que ha existido por siempre y no hay razón para pensar de otra manera ... ¿cierto? Bueno... no realmente porque aunque parezca extraño la cosa no es tan simple... ¿hay, en realidad, buenas razones para creer que naturalmente no hay nada mas fuera de esta división binaria? ¿No será que esta idea biológica es una pura fantasía, como algunos críticos dirían? ¿o, por el contrario, como un buen materialista afirmaría, la división binaria es un estado natural enraizado en un hecho biológico?

 

A comienzos de 1949 Simone de Beauvoir escribió que “uno no nace mujer, sino que uno se convierte en mujer”. La idea implícita es que ser mujer no es lo mismo que nacer biológicamente mujer. La sociedad trata de manera diferente a hombres y mujeres. A medida que la niña se convierte en mujer esta cada vez mas expuesta a imágenes y estereotipos sobre como debería comportarse, pensar y sentir. En breve, como ser femenina. Y la representación cultural de la feminidad principalmente esta formada por hombres y, en gran medida, en interés de los hombres. Se espera que una mujer sea lo que el hombre quiera o necesite... amables, domesticadas, desinteresadas y responsables. Pero, también, excitantes, sexualmente disponibles, infantiles y, contradictoriamente,  irresponsables. En buenas cuentas, la mujer es “el Otro” en relación con la figura central del universo humano, que es el hombre.

 

Desde los 60’s la llamada segunda ola feminista, siguiendo a Beauvoir, se enfoco en los conceptos de feminidad y masculinidad entendidos como un conjunto de diferentes expectativas, estereotipos y normas que enfrentan tanto los hombres como las mujeres. A estos dos términos le dieron el nombre de especial de “genero”, algo puramente social, sin fundamento biológico. Este es el  momento en que la distinción conceptual entre “sexo y genero” nace. Sexo se refiere a las diferencias biológicas entre masculino y femenino... la diferencia visible en los genitales y la función procreadora, por ejemplo. El genero, en cambio, es una cuestión cultural, una clasificación social  que define lo masculino y lo femenino.

 

En las décadas siguientes ciertas corrientes feministas adoptaron una posición mucho mas radical. Interpretando a Beauvoir, para ellas ser mujer es, en si misma,  algo esencialmente social y no biológico. No se trata de ser esencialmente  mujer, sino que, por el contrario, ser mujer es el resultado de una proyección, de la internalización de expectativas sociales restringidas, de estereotipos y normas de feminidad. Mujeres y niñas son, por definición, el conjunto de personas que tienen un rol social femenino proyectado sobre ellas.  

 

La clara y obvia  intención era, por supuesto, alejarse del espectro del “determinismo biológico” que condena a la mujer a la vida domestica y maternal  en lugar del trabajo profesional o intelectual. Según una feminista francesa admitir que existe una división natural entre mujeres y hombres es naturalizar los fenómenos sociales que expresan opresión y hacen imposibles el cambio social.

 

Judith Butler, siguiendo las filosofías pos estructuralistas y des construccionistas, afirma que todo lo humano puede significativamente pensarse como socialmente construido. Con lo que finalmente nos quedamos, dice Butler, es que el genero es una “actuación”... ser mujer o ser femenina no es un estado materialmente estable, sino una especie de actuación social repetible.

 

Desde los comienzos de este siglo en los círculos progresistas se afirma la creencia de que no es el sexo biológico , ni siquiera el “papel social” lo que hace a la mujer o al hombre, sino la “identidad de genero” es lo que verdaderamente nos convierten en mujer u hombre. Esto es bien distinto de lo que Beauvoir decía. Aquí la identidad femenina o masculina no es el resultado de una proyección, sino el de poseer una identidad  interior. Si una niña se siente interiormente como niño, entonces ese es su sexo. Y viceversa. En el 2020 el numero de “identidad de genero” ha explotado, para decir lo menos. Una bien popular es la de “ser no-binario”, no exclusivamente mujer ni exclusivamente hombre, una que cambia entre estas dos o rechaza a ambas. La lista cada vez mayor de personas trans puede ser incomprensible para muchos, pero todos ellos tienen algo en común... la “identidad de genero” no corresponde con el sexo asignado al nacer.

 

Algo inquietante en este desarrollo es que cualquier critica a la teoría de la “identidad de genero” o al “trans activismo” es considerada transfobica y reaccionaria.

 

Pero esta es la cosa... una practica estándar en filosofía como en la teoría critica es la de someter a una teoría y sus postulados a una critica mordaz.... ¿explica bien la evidencia?¿hay teorías rivales que puedan explicar mejor las evidencias? ¿ayuda la teoría a explicar y predecir lo que le importa a la gente? ¿encaja bien con otras teorías?

 

Según la profesora inglesa y escritora gay Kathleen Stock gran parte de lo que hay en las teorías de genero es intelectualmente confuso y concretamente dañino. No solo dicen que la identidad de genero existe y es fundamental, sino que, también dicen que el sexo biológico es irrelevante.

 

¿Lo es? Bueno, no realmente... aunque parezca obvio, ciertamente  los humanos estamos divididos en hembras y machos y esta división binaria es un estado natural arraigado en hechos biológicos estables, nos guste o no. El primer criterio en la división de los sexos es el recuento de los gametos. De acuerdo al filosofo Alex Byrne los gametos definen a los machos y hembras en los humanos, los animales y  las plantas. Los gametos son células reproductoras y de acuerdo con estas los machos en vías de desarrollo producen mas gametos pequeños y movibles con el fin de reproducción sexual. Las hembras en vías de desarrollo, en cambio, producen gametos mas grandes y estáticos y en menor cantidad con el mismo propósito. Interferencias pueden ocurrir en este desarrollo, pero eso no significa que no hayan hembras y machos. Si todo va de acuerdo al plan, entonces ser mujer u hombre es la capacidad que un organismo dado tiene, o hubiera tenido, según las circunstancias. El segundo   criterio es el de los cromosomas. Hombre es un humano con un cromosoma Y. Mujer es un humano con cromosoma XX sin cromosoma Y. Esta es la distribución estándar. En algunos casos algunas mujeres tienen X, XXX o XXXXX. Lo que define al sexo, sin embargo, es la presencia o ausencia del cromosoma Y.  

 

Tanto en la cuenta de gametos como en la de cromosomas hay casos ocasionales de trastornos en el desarrollo sexual  que no pueden caracterizarse fácilmente como macho o hembra, como en el caso del desorden ovotesticular, por ejemplo, donde encontramos simultáneamente tejido ovárico y testicular.

 

Ambas clasificaciones podrían denominarse esencialistas porque cada una prioriza una característica particular como esencial y suficiente para ser miembro de un sexo dado. Por supuesto, la línea de esta narrativa biológica no es completamente limpia, pero aun así, para la mayoría de los humanos, esta es una respuesta clara para saber si alguien es hombre o mujer. Ciertamente hay humanos con cromosoma

XX y ovarios que cuentan como hembras, pero tienen una morfología altamente virilizada, incluyendo un clítoris con aspecto fálico, condición llamada hiperplasia suprarrenal congénita y otras diferencias sexuales que entran en la categoría denominada  intersex. Dada esta situación... ¿hay buenas razones, entonces, para creer que hay naturalmente solo dos sexos?  

 

Según la cuenta de cromosomas y gametos un macho hermafrodita todavía es hombre porque esta en vías de producir pequeños gametos y tiene un cromosoma Y. Igualmente una hembra seudohermafrodita es mujer porque está en vías de producir grandes gametos y carece de cromosoma Y. Algunas diferencias sexuales  como las que se encuentran en 46,XX/46,XY, por ejemplo, son difíciles de clasificar, tanto en el gameto como en la cuenta de cromosomas, pero no es claro por que estas dificultades deberían llevarnos a pensar que el sexo no es binario. La dificultad sobre los casos limites es absolutamente estándar en las categorías biológicas. Muchos, o incluso todos nuestros conceptos están “sub determinados” cuando se trata de casos periféricos  que no pueden resolverse automáticamente de una forma u otra. De acuerdo con esto, entonces,  sexo binario, propiamente entendido, requiere solo que la vasta mayoría de la gente caiga en una categoría u otra.

 

Luego, otra vez... ¿hay buenas evidencias para pensar que el sexo biológico es solo una construcción social, como sostiene Judith Butler? Según Kathleen Stock, aquí no se trata solo de creer que los términos mujer y hombre tienen una pesada carga de significado social y cultural, como decía S. De Beauvoir. No... lo que aquí se esta diciendo es que las categorías hombre y mujer no son nada mas que contenidos sociales arbitrarios, lo que es mucho mas radical y subversivo. No hay dos sexos biológicos, naturalmente pre-dados, ni hechos predeterminados por la selección natural. En el hecho esta afirmando que no hay nada “debajo” o “antes” del lenguaje que asegure una referencia lingüística  a algo fuera de el... ¿realmente? Entonces... ¿tampoco hay reproducción sexual, elementos químicos pre-dados o especies biológicas? ¿no cambio climático, no moléculas, átomos ni quarks? ¿no virus ni bacterias? ¿que el creacionismo no es mejor ni peor que el darwinismo? ¿que la tierra empezó a girar alrededor del sol solamente después de Copérnico?  

 

Para las feministas radicales de los 80’s los dos sexos no son mas que una división  social artificial creada para “oprimir” o “dominar”. Pero... ¿como esta opresión empezó? ¿no será porque un grupo fue mas capaz, en promedio, de dominar el segundo grupo debido a la genética y las tendencias asociadas a la fuerza física relativamente superior? En todo caso esto no significa que la mujer no pueda escapar al espectro del determinismo biológico. El modelo binario puede ser exacto y el determinismo biológico completamente falso.

 

La diferencia entre natural y artificial, en realidad, es bien interesante y algunos filósofos han cuestionado esta distinción. La feminista Donna Haraway argumenta, por ejemplo, que no hay una clara distinción entre hombre y mujer. La administración de estrógeno y testosterona pueden modificar la apariencia sexual y la cirugía estética puede convertir una vagina en un pene o viceversa... ¿no es esto un problema para el modelo sexual binario? No, según Kathleen Stock. Ninguna de las características citadas como esenciales para la pertenencia de un sexo u otro, sean los gametos o cromosomas pueden producirse artificialmente mediante tratamiento hormonal o cirugía. Estas son endógenas. El sexo, si seguimos la evidencia, no es asignado, sino detectado. La división entre hombre y mujer es natural y mas del 99 por ciento caen en una u otra categoría, incluyendo las personas con diferencias de desarrollo sexual. Una mujer gay, por ejemplo, es una mujer  que se siente atraída sexualmente hacia otra mujer y viceversa.

 

 ¿Por que los sexos tendrían que importarnos? Simple... sin ellos nuestra especie desaparecería.

 

Nieves y Miro Fuenzalida


Sunday, September 18, 2022

Pedazos de terciopelo azul

 

Tejemos,

Dedos

Y

Cuencas

De

Las manos,

Con

Misteriosos

Palillos

De

Amor

Y

Pedazos

De

Terciopelos azules

Para

Dar

Una caricia.

 

Nieves.

 

Sunday, September 11, 2022

El partido

 

Por todas partes pareciera que los partidos políticos están en declinación y, en el peor de los casos, en total desprestigio... ¿seria posible tener cambios revolucionarios sin ellos?

 

 Desde sus inicios  los anarquistas y  comunistas se han orientados en dos direcciones distintas. A nivel normativo, tanto en el anarquismo como en el comunismo, encontramos el deseo por un igualitarismo radical. “Anarquía”, según el anarquismo, no significa “sin ley”, sino sin soberanos, amos, reyes, dioses, partidos, etc., y, de hecho, los colectivos anarquistas desarrollan una serie de normas para regular las interacciones entre sus miembros y como cada uno de ellos se relaciona con el mundo. Es una orientación política que rechaza todas las formas Edipales, paternalistas o de soberanía encarnada en una figura y, por el contrario, abraza una política horizontal y fraternal en lugar de una vertical y autoritaria. La idea es que los colectivos son suficientemente aptos para gobernarse a si mismos y no necesitan una vanguardia como el partido para dirigirlos.

 

Y, sin embargo, a nivel practico es bien difícil lograr algo importante sin alguna forma de organización y liderazgo. Sin ello, pareciera que siempre repetimos lo mismo y nunca llegamos a ninguna parte. En este sentido da la impresión que el partido es un mal necesario. Pero, resulta que el problema pareciera ser que este compromiso político requiere traicionar la idea igualitaria. La multiplicidad o el igualitarismo actual es reemplazado por una multiplicidad o igualitarismo por venir,  que, de hecho siempre se posterga y nunca llega. Podríamos pensar en gobiernos que se dicen ser revolucionarias sin cambiar nunca la jerarquía o instituciones y partidos socialistas que nunca abordan los problemas que dicen abordar, como el neoliberalismo, por ejemplo. Es aquí, según los críticos, donde ya no tenemos ningún colectivo, porque el colectivo se ha bifurcado en el Partido.

 

La historia de los partidos esta bien lejos de ser estelar. No es extraño que cuando un sistema, y los partidos son una instancia de sistema, alcanzan un cierto punto de autoorganización y se vuelven autopoiéticos, funcionan, no para abordar los problemas que dicen abordar, sino para reproducirse a si mismos y a su propia organización. Si miramos el pasado podemos ver que varios partidos de izquierda abandonan sin cesar los objetivos políticos por los que se formaron, a pesar de su retorica revolucionaria, centrándose en su lugar en su propia continuidad y reproducción, como en el mantenimiento de su propia jerarquía interna. 

 

Según Deleuze y Guattari hay que mirar no solo la doctrina declarada, la orientación política, la plataforma y los objetivos del partido, sino también los micro-deseos que habitan en sus participantes. Es posible que en cierto nivel el partido sea igualitario, pero que en otro sea totalitario, en el sentido que alienta la obediencia, la adhesión a la ortodoxia y al líder, por encima de la multiplicidad. Hay, a pesar de todo, un triste deseo de obedecer, excluir, dominar y controlar que siempre acecha en todas las organizaciones, incluso las mas anarquistas y comunistas.

 

Todo esto parece bien razonable... ¿cierto? Si, pero, compañero... sin partido ¿con que nos quedamos? Al parecer, según se dice... con la multitud. O, peor aun, que de la política electoral eventualmente surgirán cambios que transformaran las estructuras de explotación económica... ¿es posible realmente imaginar que cambios políticos pueden surgir sin una lucha política partidaria?

 

En las ultimas décadas  cientos y miles de personas han salido a las calles, avenidas y plazas del mundo para expresar su rotundo rechazo al conjunto de políticas instaladas por la clase capitalista. Estas protestas han marcado una nueva militancia y determinación en nombre de los opositores a la austeridad, la precariedad, la desregulación, la violencia y la política neoliberal de los recortes. Pero, una vez que la protesta termina la multitud se va a sus casas. A veces  protesta sin hacer demandas y otras hace demandas imposibles. Según sus voceros la alternativa al partido es el “movimiento” mismo. Las manifestaciones y disturbios de las ultimas décadas han mostrado claramente el poder colectivo, destructivo, creativo, impredecible, contagioso y temporal de la multitud, especialmente su capacidad numérica para inscribir una brecha en el sistema... ¿no es Sri Lanka el ultimo ejemplo? Deuda, empobrecimiento, vigilancia, corrupción y despojo bajo el capitalismo neoliberal es lo que incita a la rebelión.

 

La cosa, sin embargo, es que todas estas manifestaciones y rebeliones mundiales han puesto de manifiesto la limitación de la multitud. El reciente rechazo plebiscitario de una nueva y revolucionaria Constitución en Chile, es el último ejemplo. El entusiasmo político, la alegría del sacrificio personal, la emoción de la lucha inspira a la multitud, pero no perdura una vez que se dispersa. La multitud carece de la capacidad de resistencia, implementación y ejecución. La multitud no tiene política. Es la oportunidad para una política.   

 

El rechazo al partido por algunos sectores de la izquierda moviliza las convicciones anti autoritarias y las reemplaza por el horizontalismo, como una alternativa al jerarquismo. Y, sin embargo, en las ultimas décadas nos hemos encontrado con su limite al no lograr resistir o reemplazar el poder estatal del capitalismo. Lejos de resolver el problema de la organización política de la izquierda, el horizontalismo pasa a ser el nombre de un problema. Como nota la politóloga Jodi Dean, la capacidad política siempre implica delegación, transferencia y división del trabajo. Es en este sentido que la multitud permite construir una teoría del partido como síntesis del movimiento. No la vanguardia ni el instrumento del movimiento, sino una forma de asociación política organizada que mantiene abierto el espacio desde el cual la multitud pueda verse a si misma. No representa el movimiento, sino que transfiere su intensidad igualitaria de lo particular a lo universal. El partido responde así al sujeto, según Dean, reconociéndolo en la multitud y con ello convierte a la multitud en algo mas de lo que es. Le da una historia, mantiene su momento igualitario y la transforma en un sujeto político colectivo. Sin la perspectiva del partido, las resistencias múltiples se desdibujan en el menú de estilos de vida y en las diferentes oportunidades de diversión y satisfacción que ofrece el capitalismo. Sin el partido, no hay cuerpo capaz de recordar, aprender y responder. Con lo que terminamos es con individuos dispersos, absortos en el capitalismo comunicativo, perdidos en la variedad de opiniones, sugerencias, estrategias, manipulación mediática y criticas.

 

Lo curioso con las criticas anti partidista es que promueven las convicciones antiautoritarias, lo que no esta mal, pero, paradójicamente, con lo que terminamos es con la intensificación del autoritarismo del capitalismo global, no tanto del Estado, sino del poder descentralizado, disperso y extendido a través de contratos privados, cooperación interbancaria e institucional y la extensa red de tratados, acuerdos y disposiciones que permiten el flujo de capital y comercio mundial. Lo inquietante es que durante bastante tiempo la política de izquierda en el occidente ha venido reflejando la política neoliberal, instando la descentralización, la flexibilidad, la innovación e incluso la privatización. No es de extrañar que la multitud, con toda razón, ha hecho a un lado a esta izquierda.   

   

Durante los últimos treinta años los partidos proletarios se han marginalizado de las aspiraciones y logros que en un tiempo logro y han sido calificados de organizaciones obsoletas. Las muchedumbres, los motines, las ocupaciones y revoluciones de las primeras décadas del siglo XXI han demostrado, sin embargo, que el rechazo del partido no es tan claro si consideramos la reconfiguración de varias coaliciones políticas en Latinoamérica como la Unión Patriótica en Colombia y la coalición Frente Unido y partido comunista en Chile y, en Europa, la Izquierda Unida en España y el Frente Izquierdista en Francia, al igual que en otras partes del mundo, que ponen al partido nuevamente en la agenda. Los participantes de los movimientos populares reconocen cada vez mas las limitaciones de una política activista concebida solamente en términos de identidad, marchas, ocupaciones  o manifestaciones masivas y, para avanzar, han empezado a plantear nuevamente el valor de la organización partidaria. Mantener viva la lucha requiere  de cuadros profesionales y de la dedicación de los pocos que se dedican a la causa. Este es el requisito inevitable y lo que separa a los pocos de los muchos. Que esta brecha sea inevitable no significa que ella sea permanente o siempre justificada. Siempre hay mejores o peores partidos y lideres. Algunos mas fieles al impulso igualitario de la multitud que otros. El punto crucial es que la acusación de centralismo y autoritarismo dirigida a los partidos revolucionarios, debido a la inevitabilidad de la brecha entre muchos y pocos, es algo inherente a la política como tal. Si queremos participar políticamente, no podemos evitar los efectos de los números. 

 

Un partido es la “organización y concentración de la sociabilidad en favor de una determinada política”. Para un partido proletario esta es una política de y para la clase obrera, los productores y los oprimidos. Obtener el control del Estado sigue siendo una meta importante porque el Estado continua siendo el instrumento  de dominio de la clase capitalista  que presenta una barrera para el cambio político al imponer un orden en interés del capital como clase, haciendo todo lo posible para prevenir, redirigir y aplastar la oposición y debilitar las conquistas sociales de la clase trabajadora. La fantasía neoliberal de la inexistencia del antagonismo, de la división o de la lucha de clases no puede ocultar el hecho de la extrema desigualad, violencia y explotación que perpetua en base al uso de la fuerza militar, policial y legal. El Capital usa cada recurso estatal, no estatal e interestatal para avanzar su posición. La democracia burguesa, como forma política del orden capitalista, asegura este orden a través de principios y procesos diseñados para individualizar, dispersar y desplazar los antagonismos de clase. Solo los partidos revolucionarios extienden la lucha política mas allá de los limites electorales. En el capitalismo comunicativo los actos individuales de resistencia, subversión, producción cultural y expresión de opinión, por valientes que sean, son absorbidos rápidamente en las redes globales de medios personales.

 

Cambios fundamentales solo se producirán a través de la lucha política llevada a cabo a nivel global. Si se ha empezado a hablar del partido otra vez es porque una izquierda que evite organizarse para transformarse en un poder permanece impotente. Al parecer... un mal del que difícilmente podemos prescindir. 

 

El desafío, entonces,  es convertir al partido revolucionario en un partido que la muchedumbre merece, un partido que permanezca fiel a la esperanza y la voluntad  igualitaria de la multitud.

 

Nieves y Miro Fuenzalida.


Sunday, September 4, 2022

Sabanas blancas

 

Me cance

De

soñar palabras

Y

Me dormi

En

Las sabanas blancas

De

Un diccionario.

 

Nieves

 

Sunday, August 28, 2022

El foco perdido

 

Si fueras a ver a la Mona Lisa en Paris, descubrirías que ahora esta escondida detrás de un montón de personas provenientes de todas parte del mundo abriéndose paso a empujones hacia el frente solo para inmediatamente darle la espalda después de tomar un selfie y volver de nuevo a la salida. Nadie mira a la Mona Lisa durante mas de unos segundos. Su famosa sonrisa ya no parece un enigma... ¿por qué ya no miramos como acostumbrábamos a mirar?

 

Pareciera que ya por varios años nos hemos vuelto incapaces de prestar atención por algún tiempo a las cosas que importan y a las actividades que requieren formas mas largas de concentración, como leer un libro, por ejemplo. Un pequeño estudio que investigo con que frecuencia los estudiantes universitarios en Estados Unidos realmente prestan atención a cualquier cosa indica que, en promedio, un estudiante cambia de tarea una vez cada sesenta y cinco segundos. La cantidad mediana de tiempo en que se concentraron en cualquier cosa fue solo de diecinueve segundos. Otro estudio de Gloria Mark, profesora de informática en la Universidad de California, mostro que un adulto que trabaja en una oficina se concentra, en promedio, en una sola  tarea no mas de tres minutos.

 

Según la evidencia,  hay todo tipo de factores que actualmente están reduciendo nuestra capacidad para prestar atención. Algo mucho mas profundo que la mera falla personal o el surgimiento de un nuevo invento es lo que esta ocurriendo actualmente. No seria arriesgado decir que lo que estamos presenciando es el desarrollo de “una cultura patógena atencional”, como la han llamado algunos, un entorno en el que el enfoque sostenido y profundo es extremadamente difícil de sostener. Esto es algo que se nos hace y lo hacen fuerzas bien poderosas, incluyendo, antes que nada, Big Tech.

 

Según el escritor y periodista británico Johann Hari este es un problema sistémico.

 

Como muy bien dice, una vida llena de distracciones es una vida disminuida. Cuando no podemos prestar atención sostenida, no podemos lograr las cosas que deseamos lograr. Según indica un estudio del profesor Michael Posner de la universidad de Oregón, si uno esta enfocado en algo y se nos interrumpe, en promedio, toma veinte tres minutos recuperar el foco. Y esto ocurre no solo a nivel individual, sino también social. Esto es importante porque el intento de comprender la raíz de los tremendos problemas que hoy la sociedad enfrenta requiere, obviamente, un foco sostenido por parte del mayor numero de personas durante suficiente  tiempo para separar la fantasía de los hechos.

 

En la mayoría de los países, ya sea en América, Asia o Europa entre otros se toca el teléfono, en promedio, 2.617 veces cada veinticuatro horas... ¿cuántas cosas, debido a esto, han quedado en el olvido, como tocar el piano o apasionadamente dedicarse a la conquista de un objetivo? ¿Indica esto que nuestra atención colectiva realmente esta reduciéndose? Los datos sugieren que con el tiempo nos enfocamos menos y menos en un tema individual... ¿a que se debe esto? Según James Williams, ex estrategista de Google, nuestra atención esta siendo alterada por enormes fuerzas invasivas en la sociedad en general.

 

En la Universidad de Stanford funciona el laboratorio de tecnología persuasiva. Un lugar en donde los científicos averiguan como diseñar tecnologías que puedan cambiar tu comportamiento, sin que tu sepas que estas cambiando. La idea es usar todo lo que los científicos han descubierto durante el siglo XX  sobre como cambiar el comportamiento de otras personas y como integrarlo en los códigos computacionales.  Si realmente hay reglas que gobiernan la conducta de lo que la gente hace, su conocimiento le ofrecería al Big Tech un tremendo poder. La ventaja que las computadoras actualmente ofrecen es que tienen el potencial de ser mucho mas persuasivas que las personas al ser mas persistentes, al ofrecen un mayor anonimato y al poder ir donde los humanos no pueden o no son bienvenidos.  

 

El psicólogo B.F. Skinner, si recordamos, fue el hombre que en el siglo pasado encontró la manera de hacer que las palomas, las ratas y los cerdos hicieran lo que el quisiera ofreciéndoles los refuerzos o recompensas adecuados para su comportamiento. Después de haber quedado en el olvido por algún tiempo, Skinner vuelve a ser rescatado por Silicon Valley. Tomando la idea de refuerzo los estrategas de las compañías digitales diseñaron  aplicaciones con refuerzo inmediato. Si deseas moldear el comportamiento del usuario, por ejemplo, asegúrate de que obtenga corazones y “me gusta” de inmediato. El uso de estos principios da origen a Instagram para luego expandirse a Facebook, YouTube y otras empresas tecnológicas.

 

 

Las corporaciones digitales miden el éxito por lo que se denomina “compromiso”,  definido como minutos y horas de observación del producto. En tanto mayor sea la participación tanto mejor. Cuanto mas tiempo la gente mire sus teléfonos, mas publicidad se vera, y por tanto, mas dinero hace la corporación. Los ingenieros están siempre buscando nuevas formas de captar la atención hacia sus programas... mas vibraciones, mas alertas, mas trucos. Niños entre trece y diecisiete años en Norteamérica, por ejemplo, envían un mensaje de texto cada seis minutos que, sin lugar a dudas,  causan un deterioro en la capacidad para concentrarse y pensar con claridad. A través del mundo se cuentan  aproximadamente once mil millones de interrupciones al día que tienen un tremendo efecto en nuestra capacidad de atención. Este es el efecto ineludible del modelo de negocio con los que operan las empresas como Facebook, Google, Tweetter o YouTube, entre otras. La gente en  Silicon Valley no tiene ningún interés en diseñar dispositivos y sitios en la web que no mantengan la atención de las personas... después de todo es este modelo el que ha hecho posible que Larry Page, uno de los fundadores de Google, posea una fortuna personal de $102 billones de dólares. Sus colegas Sergey Brin, $99 billones y Eric Schmidt, $20.7 billones. Y Google, como compañía, $1 trillón de dólares, lo que equivale a toda la riqueza de México e Indonesia.

 

Facebook gana mas dinero por cada segundo adicional que estas mirando su sitio y pierde dinero cada vez que dejas de mirar. Mientras mas tiempo observas el sitio mas anuncios miras. Los anunciantes le pagan a Facebook para llegar a ti. Pero, además de esta obvia razón de porque Facebook quiere que sigas mirando el sitio, hay, además, otra mas sutil. Cada vez que envías un mensaje o una actualización de estado en Facebook, Snapchat o Twitter y cada vez que buscas algo en Google, queda  escaneado, clasificado y almacenado para formar una perfecta descripción de ti. Lo que estas empresas hacen es crear un perfil tuyo para venderlo a los anunciantes o para ser usados eventualmente por las agencias de seguridad estatal, si la situación lo requiere. Cada vez que una de estas empresas proporciona algo gratis, es para mejorar el modelo que tienen de ti... ¿por que Google Maps es gratis? Para saber donde vas todos los días ¿Por que Amazon Echo se vende tan barato, mucho menos de lo que cuesta fabricarlo? Para recopilar mas información acerca de lo que dices en tu casa. Este es el modelo que construye y sostiene los sitios en los que pasamos tanto de nuestras vidas. El termino técnico para este sistema, acuñado por la profesora de Harvard Shoshana Zuboff, es “capitalismo de vigilancia”.

 

Aza Raskin es alguien que probablemente no muchos conocen y, a pesar de ello, ha sido alguien que directamente ha intervenido en nuestras vidas. Aza es uno de los que diseño algunos de los primeros navegadores del Internet y el “pergamino infinito”, su invención mas importante, algo que cambio definitivamente el funcionamiento de la web. Si recuerdas el internet estaba dividido en paginas y cuando llegabas al final de una de ellas tenias que decidir hacer un clic en un botón para pasar a la siguiente. Era una elección activa. Un momento para hacer una pausa y pensar si querías seguir mirando. Aza diseño el código para que no te hicieras esa pregunta. Imagina que abres Facebook. Descargas una parte de las ecualizaciones. Te desplazas hacia abajo, moviendo el dedo y cuando llegas al final se carga automáticamente otra parte para que sigas mirando. Cuando llegas al final de esa, cargara otro fragmente y otro, y otro para siempre. Nunca lo agotas. Se desplazara infinitamente. Una excelente invención, según Aza. Aumenta la velocidad y la eficacia, algo que siempre es bueno.

 

Pero, luego de un tiempo, le entro la duda, según el cuenta. La gente a su alrededor cambiaba. Parecían incapaces de alejarse de sus dispositivos, hojeando de un lado a otro, gracias en parte al código que el había diseñado. El mismo se encontró desplazándose infinitamente a través de lo que a menudo calificaba como basura y se preguntaba... ¿es este un buen uso de la vida? Según una estimación conservadora, el desplazamiento infinito te hace pasar un 50% mas de tu tiempo en sitios como Twitter... ¿Qué significa en la practica, se pregunto Aza, si billones de personas pasan el 50% de su tiempo en los sitios de redes sociales? De acuerdo con sus cálculos todos los días, como resultado directo de su invento, un total equivalente a 200.000 vidas humanas, desde el nacimiento hasta la muerte, pasan su tiempo desplazándose en la pantalla. Horas que de otra manera se hubieran usado en otras actividades.

 

¿Es la llegada de la computadora y el teléfono inteligente lo que cambio la forma en que miramos las cosas? Por supuesto cualquier nueva tecnología de alguna manera cambia nuestras vidas. Pero, en verdad, gran parte del daño a nuestra capacidad de atención esta siendo causada por algo mas sutil. No por el teléfono o la computadora en si mismos, sino por la forma en que están diseñadas las aplicaciones, tanto en  uno como en el otro. Y el diseño no es inevitable... ¿cierto?

 

La cosa es que  si continua va a haber una clase de personas muy conscientes de los riesgos que corren y encontraran formas de vivir dentro de sus limites y luego estará el resto de la sociedad con menos recursos para resistir la manipulación que se sumirán cada vez mas dentro de sus teléfonos para mejor ser observados y manipulados.

 

Nieves y Miro Fuenzalida.

Sunday, August 21, 2022

Ruido bello

 

La musica,

Ruido bello

Que

Despierta

A

Las orejas

Y

Despues

Las vuelve

A

Dormir.

 

Nieves

 

Sunday, August 14, 2022

El chaman y la mezcalina

 

¿Hay algo así como una percepción directa de la realidad? La pregunta no es banal. Que la realidad es diferente de lo que parece ha sido  una idea bastante familiar a través de la historia, idea que se reafirma especialmente cuando le echamos un vistazo mas de cerca y encontramos que tanto las cosas como el conocimiento se presentan como algo altamente cuestionables, siempre cubiertos con una gruesa capa conceptual que ha llevado a muchos filósofos a decir que el conocimiento de las cosas en si mismas, tal como son, es  imposible.

 

En una carta a su novia el poeta y novelista Heinrich von Kleist  decía que si, en lugar de ojos, todos tuviéramos anteojos verdes, tendríamos que concluir que los objetos que percibiéramos  a través de ellos serian verdes. En este caso nunca podríamos decidir si nuestros ojos nos muestran los objetos como realmente existen o si les estamos agregando algo que no pertenecen a ellos, sino solo a nuestros ojos. Esto mismo se puede agregar a nuestra comprensión. No podemos decidir si lo que  llamamos verdad es realmente la verdad o si solo nos parce como tal.

 

Según el posmodernismo usamos, no solo uno, sino varios anteojos... libros sagrados, ciencia, juegos lingüísticos, convenciones sociales, ideologías políticas, marcos conceptuales, etc. etc. Todo es un complicado juego de ilusiones en el que le asignamos un lugar en el mundo a cada uno y a cada cosa. El mundo, en si mismo, es completamente diferente de cómo se nos aparece. Como actualmente es, al parecer,  algo que absolutamente nunca podremos descubrir. Todo lo que conocemos esta siempre mediado por algo, lo que hace imposible tener un conocimiento directo del mundo.

 

Los psiconautas, en cambio, dicen que si es posible el conocimiento directo de las cosas con la ayuda de ciertas sustancias naturales como la mescalina, la ayahuasca y otras. 

 

Recordando tiempos pasados los poderes de la  mezcalina aparecieron  en nuestro horizonte personal por primera vez leyendo “Las Puertas de la Percepción” de Aldous Huxley. El relato de su viaje de mezcalina en 1953 se mantuvo y todavía se mantiene como un canónico “viaje psicodélico”. A diferencia de otros alucinógenos no encontramos en el relato de Huxley la huida típica del mundo conocido ni tampoco el viaje a un mas allá lleno de personajes extraños o decorado con patrones visuales extraordinarios. En su experiencia no hay alucinaciones ni viajes hacia las profundidades de su psique para recuperar recuerdos reprimidos o disolver el ego y sumergirse en el universo, la naturaleza o Dios  o descubrir que el amor es la fuerza  que sostiene el universo. Nada de esto. A través de la experiencia el permanece en este planeta, en su jardín de Los Angeles, observando su mundo familiar, pero con ojos completamente nuevos. “Así es como uno debería ver”, decía mientras miraba los pliegues  de sus pantalones como si fueran los de una pintura de Botticelli, los libros ordenados en el estante, las patas de su “infinitamente mas que Van-Goghian silla. Así es como se debe ver, como son realmente las cosas”. Huxles paso horas absorbido y elucubrando acerca de la esencia de la silla, del ramo de flores, de las arrugas de su pantalón, maravillado por el mero hecho de la existencia.

 

¿Por qué no vemos así todo el tiempo? Nuestra percepción habitual del mundo, dice Huxley, se limita a lo que es biológica o socialmente útil. Nuestros cerebros evolucionaron para admitir en nuestra consciencia solo el goteo de información necesaria para nuestra supervivencia y nada mas. Sin embargo, hay mucho mas en la realidad y 400 gramos de sulfato de mescalina fue lo que se necesito para abrir “la válvula reductora” de la consciencia.  En palabras del escritor  Michael Pollan, la mescalina  podría ofrecer una salida, no como un escape de nuestras circunstancias, sino como una expansión de ellas. En lugar de una realidad alternativa, promete infinitamente algo mas.

 

Lo que Huxley esperaba con el uso de la mescalina, nota Pollan, era aprender algo sobre su mente y su relación con la realidad. Pero, lo que aprendió fue, sin duda, influenciado por las preferencias y conceptos de su propia mente, por mucho que hubiese deseado tener una percepción directa de la realidad. Sus motivaciones como intelectual y escritor occidental, como un ingles que vive en Los Angeles, juegan un papel importante en la configuración de su experiencia con la mescalina. No puede mirar la silla, por ejemplo, sin pensar en Van Gogh o los pliegues de su pantalón sin pensar en los pliegues de la ropa en las pinturas de Botticelli.  El escenario y la configuración de su experiencia difícilmente podrían ser mas occidental.

 

La molécula sicodélica que ingirió Huxley llego a Occidente desde los pueblos y la flora nativa de América del Norte. Fue en 1897 cuando un químico alemán por primera vez aisló la molécula del cactus peyote (Lophophora williamsii)  y en 1919 un químico austriaco, el Doctor Ernst Spath, sintetizo la mescalina por primera vez. Pero, el  cactus en si mismo ha sido usado por los pueblos indígenas de Norte América a lo menos por seis mil años siendo el psicodélico conocido mas antiguo, como también el  primero en ser estudiado por la Ciencia e ingerido por ciertos Occidentales. Su estructura química se asemeja a la anfetamina, como también a los propios neurotransmisores del cerebro epinefrina (adrenalina) y norepinefrina (noradrenalina) ¿Como la mescalina produce la experiencia de la que hablan los psiconautas? Según los químicos los alucinógenos se unen y activan uno de los receptores de serotonina. Las alucinaciones se producen a través de los efectos de la mescalina en una pequeña región del cerebro, llamada locus coeruleus,  que contiene miles de neuronas y el neurotransmisor norepinefrina, que es en donde la información sensorial  es procesada. El efecto de la mescalina, al activar sus receptores, cambia dramáticamente la habilidad de estas neuronas para responder habitualmente al input de las sensaciones y percepciones. Y esto, a su vez, cambia la forma en que se libera la noradrenalina en otras regiones del cerebro que pueden alterar la cognición. Este, en breve, seria el mecanismo neuroquímico  de la experiencia psicodélica. Pero, el mecanismo no determina el contenido de la experiencia. En ella hay algo mas que pura química.

 

En una típica ceremonia de peyote los miembros de la tribu se reúnen por la noche sentados en circulo dentro de un tipi alrededor del fuego. Comen los botones de peyote masticándolos lentamente o convirtiéndolos en un te. Por lo general se canta, se reza, se toca el tambor, entremezclado con tiempos de tranquila reflexión. La intensión es producir revelaciones personales. Los participantes sienten que el peyote, también llamado “Gran Espíritu”, les “habla” prometiéndoles perdón y sanidad física.  

 

Si algunos Blancos se sienten atraídos por la mescalina es por la Alteridad que ella representa. Para los indígenas esta atracción no es bienvenida porque el peyote “no ha sido hecho para los Blancos” y su uso puede ofender a los espíritus. Cuando Pollan en conversación con el presidente de la Iglesia Nativa Americana de la tierra de los Navajos le pregunta que es lo que el peyote ha hecho para su gente, el responde... Imagino que tu eres Blanco ¿si?... Estoy muy consciente de nuestra historia y lo que la colonización nos ha hecho y toda esa doctrina del “descubrimiento”. La planta nos ha sido dada a nosotros para nuestras propias necesidades. Nosotros debemos protegerla. El mensaje fue claro como el agua... mucho se nos ha quitado bajo la bandera del “descubrimiento” y desde su perspectiva, Pollan era otro mas en la larga lista de descubridores blancos de los que nada bueno puede venir y la apropiación  la planta por los Blancos podría amenazarla con su extinción.

 

¿Qué significa la ceremonia del peyote para los indígenas norteamericanos? Según los miembros de La Iglesia Nativa Americana la ceremonia revitaliza y sostiene la cultura indígena tradicional y sana las enfermedades del cuerpo y la mente ¿Pero, como exactamente? ¿como la ceremonia y su sacramento psicoactivo logran la transformación colectiva y personal? Dawn Davis, miembro de la Iglesia Nativa en Idaho,  cuando se le pregunta que es lo que ella siente durante la ceremonia del peyote  expresa que esta es una de las mas intimas y privadas experiencias e, incluso, ella no las entiende completamente. Para mi, dice, el peyote es sensible. La planta no es una cosa sino un pariente, un anciano. He sido testigo del poder curativo del peyote y quiero respetar eso de todas las formas posibles. Su mensaje es... “ Deja el peyote en paz. No creo que este medicamento sea para todos o que se trate de amor y paz”. No todos los nativos, sin embargo, se muestran tan reacios a hablar sobre lo que ocurre en la ceremonia del peyote. Sandor Iron Rope de la tribu Lakota dice que  diferentes personas tienen diferentes experiencias. El peyote te habla en diferentes niveles... sobre que es lo que necesitas ver, que es lo que necesitas sentir o experimentar. La medicina te conoce antes de que te conozcas a ti mismo. Es como un espejo que te permite ver dentro de ti mismo.

 

Difícilmente uno podría decir que el recuento de Huxley traza un mapa de la experiencia de los nativos. Lo que el describe no pareciera rimar con la comprensión indígena de la naturaleza, no solo como símbolo del Espíritu, sino como una manifestación inmanente de ella. Obviamente el abismo epistemológico entre los indígenas y la forma de pensar occidental es notable. A pesar de que la misma química esta en juego, el uso y significado de la mescalina sintética por los occidentales y el peyote por los indígenas, difícilmente podrían ser mas diferentes.

 

¿No indica esto que la experiencia psicodélica, al igual que las experiencias místicas, están conformadas por un ensamblaje de conceptos, creencias, valores, modelos de conductas y lenguajes que difieren de una cultura a otra o de un individuo a otro? ¿Sera que esta mediación de nuestras experiencias es una característica inescapable de cualquier investigación epistemológica, incluyendo las psicodélicas?  Si esto es así, entonces no hay percepción pura y la experiencia psicodélica es acerca de otra cosa.

 

La experiencia dada en el contexto indígena pareciera confirmar y renovar los lazos culturales de la tribu y su relación sagrada con la naturaleza... ¿cierto? Cierto, pero... también  la experiencia psicodélica puede verse como  la irrupción inesperada en un determinado estado de cosas. El ensamblaje, si recordamos,  no es un estado de cosas estático, sino un proceso continuo de ordenamiento de afectos y conceptos, un arreglo dinámico e inestable que crea y dispersa las relaciones entre sus diferentes elementos.  Y, porque es inestable y temporal la irrupción puede abrirlo a nuevos experimentos, nuevos territorios y nuevas conexiones.

 

Nieves y Miro Fuenzalida.